Madeira (Islas del Mundo)

El jardín al lado del mar

Al norte de las Canarias, la isla de Madeira permite al viajero respirar un aire limpio y terapéutico en un paisaje de vegetación exhuberante.

Madeira.Camera de Lobos007.jpg

Winston Churchill, era un asiduo visitante Madeira, la isla portuguesa que se encuentra al norte de las Canarias. En el pueblo de Camara de Lobos, Churchill instalaba su caballete, la caja de pinturas,  y se dedicaba a pintar las escenas del puerto mientras fumaba plácidamente sus cigarros. El lugar conocido hoy como “Churchill corner” permite disfrutar de una hermosa vista sobre la pequeña ensenada de Camara de Lobos que sirve a la vez de puerto y astillero; la actividad de los pescadores no cesa durante todo el día, y durante los fines de semana acostumbran a jugar a las cartas utilizando las mismas barcas de improvisadas mesas. El escenario no ha cambiado en las últimas décadas; las pinturas de Churchill recrean un paisaje que ha permanecido casi inalterable.

Madeira016.jpg

 Alrededor de la isla

Madeira está repleta de pequeños pueblos y lugares con encanto. Una carretera bordea prácticamente todo el litoral; recorrerla en automóvil es la mejor manera de llegar a todos los rincones de la isla.

Ribeira Brava y Calheta, también en la costa sur, son lugares preciosos, donde vale la pena detenerse y pasear por sus calles. Aquí y allá hay pequeñas iglesias que datan de los tiempos en que los navíos de Portugal y España partían hacia el Nuevo Mundo.

Al norte,  Porto Moniz y Ponta Delgada son los pueblos más interesantes y muestran un ritmo de vida mucho más alejado del turismo que en Funchal.

En Porto Moniz se encuentran unas piscinas naturales protegidas por las mismas rocas del oleaje. La carretera desde este lugar hasta Sâo Vicente es muy hermosa. El contraste entre los acantilados en los que la carretera se inserta como una muesca, los viñedos de Seixal, y las terrazas escalonadas donde se cultiva la vid muestran una de las estampas más bellas de la isla.

Hacia el noroeste está la población de Santana donde se conservan las viviendas originales de la isla: pequeñas cabañas de forma triangular con techos de paja donde todavía viven los campesinos del lugar.

 

Madeira. Curral das Freiras012.jpg

Curral das Freiras y Pico do Arieiro

El interior de la isla guarda sorpresa inolvidables. El Curral das Freiras, Serra de Agua y el Pico de Arieiro son algunos de los sitios más visitados de Madeira.

Serra de Agua es una pequeña población, situada en medio de un frondoso valle donde la vegetación de la isla se manifiesta por doquier.

El mirador del Pico de Arieiro, donde acaba la carretera, permite en los días de cielo despejado divisar la casi totalidad de la isla. Las personas amantes del senderismo y las largas caminatas pueden realizar una excursión debidamente señalizada desde el Pico do Arieiro al Pico Ruvio. El recorrido es de unos seis kilómetros y se necesita alrededor de tres horas para realiarlo. Algunos días el resto de la isla está tapado por las nubes y arriba luce el sol así que el caminante disfruta de una alfombra blanca bajo sus pies; otras veces se divisa la práctica totalidad de la isla. Hay además en la isla otros recorridos señalizados; se puede pedir un folleto en la Oficina de Turismo

El Corral das Freiras dispone de un mirador excelente, situado a casi cien metros de altura sobre la aldea. El corte del risco es espectacular, apto incluso por su altitud para lanzarse en paracaídas si se tienen agallas para probarlo.

Madeira002.jpg

Funchal

La capital de la isla es amplia y vive alrededor  de la zona portuaria donde se concentran la mayoría de restaurantes. A un lado y otro de la ciudad hay varios hoteles que permiten disfrutar de un clima moderado durante todo el año ,con una media de 23 Cº en verano y 19 Cº en invierno.

En Funchal conviene realizar una visita a la catedral del siglo XX y al Museo de Arte Sacro. Desde la fortaleza de Pico se disfruta de una agradable vista sobre la ciudad. También conviene visitar alguno de los varios jardines botánicos que hay en la isla. En Funchal está el parque de Santa Caterina, con la iglesia homónima.

Finlamente las cestas de Funchal, constituyen un atractivo turístico más, así como la posibilidad de disfrutar de un medio de transporte peculiar.

Las cestas que descienden por empinadas calles desde Monte hasta las proximidades de Funchal tuvieron su origen en el año 1850, cuando Manness Gordon de la firma Cossard Gordon, inventó este medio de transporte para realizar recorridos rápidos entre Monte y el centro de Funchal. Para ello modificó las tradicionales carretas de mimbre utilizadas para el transporte de mercancías, incorporando un asiento para tres pasajeros y calzándolas sobre bases de madera untadas con sebo. Las cestas son conducidas por dos carreiros o mozos que se encargan de empujarlas en algunos tramos y fundamentalmente dirigirlas de manera que no choquen contra la paredes de las casas. Se invertía poco más de cuatro minutos en llegar desde Monte hasta Funchal. Hoy en día funciona como atracción turística y es algo que merece la pena probar.

Madeira. Pico de Areeiro015.VM.jpg

 

SITUACIÓN GEOGRÁFICA

La superficie de Madeira es de 741 Km2, 57 Km de largo por 22 de ancho. La isla se encuentra en el Oceáno Atlántico, al norte de las Canarias.

MONEDA

El euro

IDIOMA

Portugués

CÓMO LLEGAR

TAP, la compañía aérea de Portugal, vuela diariamente desde Barcelona y Madrid a Madeira, vía Lisboa. Para más información contactar con TAP.

DOCUMENTACIÓN

D.N.I o pasaporte en regla. No es necesario visado.

DÓNDE DORMIR

Madeira dispone de una amplia infraestructura hotelera. Puede pedir a la Oficina de Turismo un catálogo completo de las posibilidades de alojamiento.

El Reid’s Palace, Estrada Monumental, 139. 9000-098 Funchal, teléfono 351 291 717 171  es toda una institución en la isla. Residencia habitual de la alta sociedad anglosajona, el hotel se asienta sobre un promontorio al lado de la costa desde donde se distingue Funchal al fondo. La visión del pueblo por la noche es muy hermosa. Si quiere más información puede llamar la asociación The Leading Hotels of the World, teléfono gratuito 900 958 922.

Cerca del Reid’s está el nuevo The Cliff Bay, Estrada Monumental, 147. 9004-532 Funchal, teléfono 351 291 707 700 de características parecidas pero con una clientela más variada.

La cadena Riu tiene el en Hotel Riu Palace Madeira. A diferencia de los dos anteriores este hotel se encuentra en el paseo marítimo de Caniço de Baixo, al este de Funchal.

La oferta de turismo rural en Madeira es más limitada que en el resto de Portugal, pero hay varias alternativas.

En Santo Antonio da Serra está Vila Joaninha, Casais Próximos, 9100-266 Santo Antonio, teléfono 351 291 227 193, una casa señorial restaurada en 1999.

 

GASTRONOMÍA Y DÓNDE COMER

El pez espada y las múltiples modalidades de cocinarlo es la principal especial de la cocina de Madeira. Se puede degustar a la plancha, con plátano, empanado, y de muchas maneras más; cada restaurante acostumbra a tener su receta especial. También el pulpo y el atún son platos habituales.

El clima de la isla permite además que en Madeira se puedan degustar todo tipo de frutas tropicales.

El vino de Madeira es también muy apreciado y la segunda semana de septiembre, durante la vendimia se celebran las fiestas del vino.

El sercial es un vino seco, aunque también hay otras variedades como el verdeho —semi-seco—, el boal que se utiliza como acompañante de los platos de queso y el malvasia, utilizado como digestivo.

Por regla general en Madeira se come bien en cualquier parte. Los restaurantes situados frente al puerto son un lugar adecuado para cenar.

El restaurante O Jango, situado en la ciudad vieja de Funchal es pequeño y acogedor.