Roma, rincones y trattorias

Regreso una vez más a Roma, una ciudad en la que siempre me siento cómodo. Roma fascinante, atractiva, con esa gran dosis de belleza que inunda sus calles, sus rincones y sus gentes. Roma turística y agobiante, de la que sin embargo es fácil abstraerse y caminar por donde empezó gran parte de lo que ahora somos y compartimos. 
Caminas por la ciudad y regresas a aquellos lugares que nunca puedes dejar de visitar; el Pantheon, el Foro, el Palatino y el Campidoglio, el Trastevere y la plaza Navona. Caminas y descubres.  Siempre hay algo que descubrir en Roma.
Hoy por hoy la fontana de Trevi está en obras y los visitantes no saben que hacer con sus monedas. También las torres de la iglesia de la Trinità deli Monti están cubiertas por andamios, pero la plaza de España (piazza Spagna) respira con su ritmo habitual de turistas y visitantes.

Otras veces hemos hablado de Roma en Viajes Magazine, así que hoy me limitaré a ofrecerles alguna recomendación. 
Desde la plaza de España, si seguimos por la Vía del Babuino vamos a parar a la plaza  del Pueblo (piaza del Popolo) donde se encuentra la iglesia de Santa María que cuenta en una de sus capillas laterales con un par de pinturas de Caravaggio: La crucifixión de San Pedro y La conversión de San Pablo.
Al oeste de la plaza, villa Borghese, y la terraza donde se puede alquilar un coche eléctrico o un segway para recorrer el parque. El escenario, con la vista des del viale de la Trinita sobre la plaza y el Vaticano al fondo recuerda el inicio de  “La grande bellezza”, la hermosa película de Paolo Sorrentino. Sin embargo, si realmente desea ver ese lugar deberá ir hasta la Fontana dell 'Acqua Paola, más arriba de Santa Maria del Trastevere, otro de los barrios donde es agradable perderse durante unas horas. 

Un par de recomendaciones. Si desea visitar los Museos Vaticanos consiga los billetes por Internet, antes de su viaje a Roma y se evitará colas innecesarias. Además si escoge la visita a primera hora tendrá la posibilidad de ver la Capilla Sixtina con poca gente, todo un privilegio.
Para acabar este breve recorrido, un par de restaurantes. La trattoria Da Pietro al Pantheon, frente a la famosa trattoria Antonio, padre (Antonio) e hijo (Pietro), frente a frente en la vía del Pastini muy cerca del Pantheon.
Y ya si se acercan a la vía Venetto, pueden probar el restaurante Girarrosto Toscano, en la vía Campania 29, muy cerca de la entrada sur del parque de la villa Borghese.